12.7.16

Adiós a Tim Duncan; adiós al mejor cuatro de siempre

En 1997, los Spurs elegían con el número 1 del draft a Tim Duncan, un ala-pívot de 2.11 y 118 kilos que llegaba para aportar más fuerza y calidad al juego interior en el que ya contaban con David Robinson. 19 temporadas después, Timmy D se retira y lo hace de manera silenciosa, sin grandes gestos, pero por la puerta grande.

Atrás quedan los títulos de 1999, 2003, 2005, 2007 y 2014, logrados en tres décadas distintas, casi nada. Atrás quedan 26.496 puntos, 15.091 rebotes, 4.225 asistencias, 1.025 robos y 3.020 tapones, en 1.392 partidos de regular season.

En los debates sobre los mejores de la historia, muchos son los que le colocamos como el mejor cuatro de siempre. Dominó el juego en casi todas sus facetas. Fue un líder. Un muy buen anotador, un gran reboteador, un tremendo jugador de equipo a las órdenes de Gregg Popovich y junto a sus inseparables Tony Parker y Manu Ginóbili.

The Big Fundamental no quiso retirarse al estilo de Kobe y no lo hizo porque no hubiera sido él. Los pabellones se pondrían a sus pies igualmente, pero él optó por la vía modesta del silencio. Lo que no ha logrado es no acaparar titulares en todos los medios y ser tema de conversación masivo en las redes sociales.

Junto a sus cinco títulos, que ya le catapultan al olimpo del basket de manera directa, Tim Duncan añade dos MVPs, tres MVPs de las Finales y 15 presencias en el All Star Game de la NBA. El currículum de un grande.

Pero, además de su tremenda calidad como jugador, siempre nos quedaremos con su saber estar, con su ausencia de grandes gestos, con su modestia y su trayectoria modélica... y con su bank shot, su tiro a tabla, casi marca registrada en estos tiempos en los que algunas técnicas caen en desuso.

Se va uno de los grandes. Se va la estrella sin ego. Ahora, ovación y todo el mundo en pie.

26 Comments:

Blogger Oboman said...

Todo el mundo en pie.

Y que otros hablen... El gana anillos.

12 de julio de 2016, 7:37  
Blogger Peter Mihm said...

Hasta para irse ha sido silencioso. Fiel a sí mismo hasta el final.

12 de julio de 2016, 8:51  
Blogger Ramón P.C said...

Duncan iba para nadador de élite pero un bendito huracán que acabó con la unica piscina en la que se entrenaba en las Islas Vírgenes nos regaló al mejor 4 de siempre. Un genio.

Y buen y barato fichaje de los Raptors con Sully, 1 año-$6M.

12 de julio de 2016, 9:07  
Blogger atparrot said...

No creo que kobe quisiera el farewell tour que acabó siendo la temporada pasada. El la comenzó con ganas de jugar, y cuando vio que no podía, y antes de que su amor por el juego le hiciera cambiar de opinión, anunció la retirada. Lo que vino después ya es historia.
Pero hoy toca ponerse de pie y aplaudir a duncan. Eso si, a ver cuanto tarda en convertirse en asistente de popovich.

12 de julio de 2016, 9:11  
Blogger stockton said...

Hay muchos caminos para convertirse en leyenda del deporte. Tim Duncan optó por el mejor.

12 de julio de 2016, 9:11  
Blogger stockton said...

Jjajajja, Atparrot, claro que a Kobe le gustó toda la parafernalia que montaron a su alrededor. Le encanta ser el centro de atención, como a casi todas las estrellas de la NBA. Sólo que algunas son enfermizamente egocéntricas, como Kobe, Lebron, o Howard. Si hubiese querido pasar una temporada tranquila, se habría callado y habría anunciado su retirada de forma silenciosa. Pero sabíamos que eso no podía pasar. No con Kobe.

12 de julio de 2016, 9:14  
Blogger Peter Mihm said...

Buena incorporación cortoplazista de Toronto: un año y 6 millones es un buen precio por un interior como Jared Sullinger. A ver si su salida de Boston no le hace engordar su trasero...

Para mí la salida de Kobe fue la que merecía y quizá la que más le pegaba. Claro que él no quería retirarse; fue su cuerpo el que le obligó a tomar la decisión.

Y la de Timmy es la que más le puede pegar, pero no la que merece. Todo reconocimiento hacia su figura es poco.

12 de julio de 2016, 9:23  
Blogger Peter Mihm said...

A cada uno lo suyo.

Kobe ha puesto en pie pabellones por todo el país. El #24 contento y la gente también.

Y Tim ha preferido otro camino, el suyo.

Los dos son igual de respetables. Y lo que les une es que son dos de los grandes de la historia del baloncesto. Y nosotros hemos tenido la gran suerte de verles 20 y 19 temporadas. Yo les recuerdo debutando. Es más, a Duncan le recuerdo hasta en Wake Forest. Me hago mayor.

12 de julio de 2016, 9:26  
Blogger Ramón P.C said...

Yo creo que ambos lleváis razón.
Kobe y Tim son dos leyendas, la noche y el día en cuánto a personalidad, pero dos leyendas.

Ambos merecían las despedidas que quisieran elegir.

A mí personalmente, me emocionó la despedida del Garden a Kobe. Creo que estas cosas solo pasan en el baloncesto (a diferencia de otros deportes, que ya os podéis imaginar) y que hacen que me sienta orgulloso de que sea lo que más me gusta de todo lo que me puede gustar.

12 de julio de 2016, 9:35  
Anonymous Manwell said...

My condolences to basketball

12 de julio de 2016, 9:50  
Blogger stockton said...

Ojo, yo no tengo nada que reprochar a Kobe, faltaría más. Pero creo que nadie puede negar que es un egocéntrico y que necesitaba este tipo de despedida.Que a mí, personalmente, me gusta más el modo de llevar su carrera de Ducan, pero eso no hace menos grande baloncestíticamente hablando a Kobe. Y que me jodió muchísimo su retirada, también. El baloncesto por encima de filias y fobias.

12 de julio de 2016, 9:59  
Blogger Reithor said...

Menuda pérdida, pero bueno, a todo el mundo le llega su hora y ha llegado hasta los 40 dando guerra. Un jugador impresionante, que posiblemente si en los playoffs de este año hubiera brillado habría apostado por un año más; pero father time tenía todos sus focos en Kobe. Yo también le tengo por el mejor 4 de todos los tiempos, es más, es posiblemente el que ha dado la definición del ala-pivot. Su "archienemigo" Kevin Garnett, sigue aún en Minnesota, que se sepa no ha anunciado ninguna retirada.

12 de julio de 2016, 10:14  
Blogger atparrot said...

Ojo, que yo no he dicho que no le gustase, solo que no era lo que quería. Yo creo que quería seguir jugando, y que si no hubiera anunciado su retirada, no hubiera estado tranquilo, le hubiera seguido dando vueltas a la decisión. Cuando se quitó ese peso de encima empezó a jugar mejor. Y si, el disfrutó la despedida como un enano. No quería irse pero ya que se iba, pues a lo grande.

12 de julio de 2016, 10:27  
Blogger Peter Mihm said...

Creo que estamos de acuerdo en casi todos, más allá de las palabras que elegimos para expresarlo. Dos grandes. Y hoy es el turno de hablar de Timmy D.

12 de julio de 2016, 10:49  
Blogger Reithor said...

Siendo el mejor 4 de la historia su puesto estaría en el mejor quinteto de todos los tiempos, que va desplazando las viejas glorias. Podría ser perfectamente Magic, Jordan, Bird, Duncan, Abdul Jabbar.

12 de julio de 2016, 11:20  
Blogger Peter Mihm said...

Ese sería el mío también.

12 de julio de 2016, 11:36  
Blogger Peter Mihm said...

Y ayer se hicieron públicos los primeros descartes de la selección: Pablo Aguilar, Guillem Vives, Dani Díez y Alberto Abalde.

La siguiente criba será la importante: Ilimane Diop y otros tres... Algunos de ellos serán hombres importantes. Y habrá que ver qué pasa con Marc. Yo lo veo muy justito.

12 de julio de 2016, 11:38  
Blogger Reithor said...

Yo siempre tengo dudas entre Chamberlain, Jabbar y Russell, pero la longevidad, el skyhook y ser el máximo anotador de la historia se acaban imponiendo a los promedios extraterrestres de Wilt, y la capacidad de ganar títulos de Russell. Luego irían Olajugón, Mikan y Shaq.

12 de julio de 2016, 12:25  
Anonymous manwell said...

Con la iluaionque me había hecho la llegada de Gasol se me ha quitado todo de un plumazo. . Sabría Gasol de esta noticia antes de firmar?

12 de julio de 2016, 12:39  
Blogger Peter Mihm said...

Me pasa lo mismo con esa tripleta de pívots. Pero me quedo con Kareem por todo lo que comentas.

Una pena que Pau y Tim no hayan coincidido una temporada. Creo que era uno de los grandes alicientes de Gasol en El Álamo.

12 de julio de 2016, 12:42  
Anonymous Anónimo said...

Coincido en casi todo lo que decís. Personalmente me suelo decantar por Russel, no vi jugar a ninguno de los tres y la superioridad de Bill en su época siempre me ha llamado la atención.
Y lo mismo de Duncan, para quitarse el sombrero que crack y que modestia, sòlo me sale decir que se ha ido como un señor. Y pena lo que decís de Gasol, ahora Spurs necesitan a un 5 como el comer para sustituir a Pau. Sanders sigue libre no? Jiji.
Un saludo cracks.

Klingsor

12 de julio de 2016, 12:57  
Blogger Reithor said...

Me sorprendería enormemente que Gasol no supiera, o al menos no se oliera, que Duncan se retiraba. De hecho puede que haya sido un aliciente para ir a Spurs, saber que Tim ya no estará.

12 de julio de 2016, 14:36  
Blogger Enrique Teixidor said...

Lo veo como tú, Reithor. Con Duncan en plantilla hay 25 minutos menos, de titular además, a repartir. Ahora, Lamarcus y Pau titulares, Dedmon y otro de suplentes, y probablemente, minutos de smallball. Mejor horizonte para Pau.

12 de julio de 2016, 17:57  
Blogger Oboman said...

Otro para el quinteto de Reithor.

Y vuelvo a coincidir en lo de Duncan-Pau. No veo a ninguno de los dos fuera de un quinteto titular (excepto si sobrevuelan por ahí D'Antoni, Earl Clark), ergo...

12 de julio de 2016, 18:05  
Blogger Peter Mihm said...

Cada vez que me nombráis a Mike D'Antoni me entra ardor de estómago. Earl Clark, madre mía.

13 de julio de 2016, 9:22  
Blogger Oboman said...

Soy una persona poco o nada rencorosa pero lo de Earl Clark lo repetiré cada vez que se nombre a D'Antoni.

Y ojo que el Van Gundy calvo lo apoyaba poniendo como ejemplo de jugador que acepta un rol de banquillo sin rechistar a Ginobili. Otro que va a la lista negra. Jaja.

13 de julio de 2016, 9:59  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home


Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España.