11.6.16

Los Warriors ponen el 3-1 con un gran Curry

Los Warriors se impusieron a los Cavs en el cuarto partido de las Finales por 97-108 y dejaron la serie casi lista para sentencia. Nunca nadie remontó un 3-1 adverso en la historia de las Finales de la NBA.

Stephen Curry destapó el tarro de las esencias y fue letal: 38 puntos (11 de 25, 7 de 13 y 9 de 10), 5 rebotes, 6 asistencias y 2 robos, en 40 minutos (+10).

Klay Thomson (25 y 4), Harrison Barnes (14, 8 y 2), Draymond Green (12, 9, 4, 2 y 3), Andre Iguodala (10, 6 y 7) y Shaun Livingston (8 y 3) fueron los otros destacados en los Dubs.

En los Cavs, Kyrie Irving (34, 4, 4 y 3), LeBron James (25, 13, 9, 2 y 3), Kevin Love (11 y 5), Tristán Thompson (10 y 7) y J.R. Smith (10 y 2) no bastaron.

3 Comments:

Blogger Oboman said...

Volvió la final con un gran partido y volvió el MVP. La verdad es que el comienzo del partido no pintaba bien para GSW con una tremenda sangría en el rebote defensivo pero ya se veía que en ataque era otra cosa y que no tenían la mano encogida como en el tercer partido.

En el último cuarto a los Cavs se les veía fundidos sobre todo a nivel mental, muchas malas decisiones en ataque.

11 de junio de 2016, 9:22  
Blogger stockton said...

Jamás un equipo ha levantado un 3-1 en las finales, pero harían muy mal los Warriors en confiarse. Curry volvió a ser el jugador imparable de temporada regular. Si ha eso le sumas que el resto del equipo aportó de forma coral, se hace casi imposible ganarles.
En los Cavs, salvo Lebron e Irving , no hubo nadie que diese un paso al frente y lo pagaron. Ahora toca encomendarse a la virgen para remontar la final.

11 de junio de 2016, 10:22  
Blogger atparrot said...

Añadir además que fue posiblemente el partido más difícil de arbitrar que he visto en mi vida. Mucha tensión, decenas de decisiones complicadas y a veces salomónicas (ese enganchón entre LeBron y Draymond, qué pitas ahí?!?), y mucho dejar jugar como única solución. Los dos equipos pidiendo faltas que existían y no se pitaban, la tontería de JR que le costó una técnica al banquillo de GSW, y ya en el último cuarto faltas sin pitar en prácticamente todas las jugadas del partido, perdonando sobretodo muchas jugadas de tiros libres a Cavs. El mejor partido de la final fue también el más duro.

12 de junio de 2016, 10:36  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home


Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España.