12.5.13

El Olympiacos, campeón de Europa

Olympiacos: (10-27-24-38): 100. Acie Law (20), Spanoulis (22), Powell(2), Printezis (5), Papanikolaou (5) -cinco inicial-, Hines (12), Antic (10), Perperoglou (10), Shermadini (3), Sloukas (11), Gecevicius (-), Papanikolaou (5) y Katsivelis (-).

Real Madrid: (27-14-20-27): 88. Sergio Llull (14), Rudy Fernández (21), Carlos Suárez (5), Nikola Mirotic (7), Mirza Begic (6)  -cinco inicial-, Felipe Reyes (4), Sergio Rodríguez (17), Rafa Hettsheimeir (-), Jaycee Carroll (5) y Marcus Slaughter (9).

22 Comments:

Blogger Bakshish Menfadlak said...

Dureza mental. Ahí está la clvae de días como el de ayer. En el madrid, sólo algunos la tienen.

Imaginad que el partido hubiese comenzado al revés. ni de coña remontan los blancos.

Evidentemente son un equipo joven y tienen que madurar aún, pero la derrota de ayer deja muchos interrogantes sobre gente como Mirotic, Begic, Suarez o Carroll.

13 de mayo de 2013, 8:34  
Blogger Bernardo said...

Por qué Llull jugó tantos minutos?
Sin duda fue la causa de la derrota, mientras jugó de escolta falló los triples en los que estaba solo y el equipo confiaba en él.
En la segunda parte jugó demasiados minutos de base ahogando a sus compañeros y no aportando nada, salvo retener la bola, nunca debe jugar de base este chico.
Cuando el Chaco volvió a la pista, en solo 1.5 minutos hizo más que Llull en todo el partido.
¿Por qué todos los entrenadores le dan tantos minutos a Llull cuando no los merece?
Quizás coincida con los partidos que le veo yo, pero ayer solo jugó bien el último minuto con dos triples, cuando el equipo no los necesitaba, para maquillar sus pésimas estadísticas.

13 de mayo de 2013, 8:59  
Blogger Pantoja de Puerto Rico said...

veo que hablais de jugadores y no hablais de Laso...

13 de mayo de 2013, 9:49  
Blogger Reithor said...

¡Spanoulis! Vaya último cuarto de escándalo

13 de mayo de 2013, 10:02  
Blogger Bakshish Menfadlak said...

Tienes razón Pantoja. Laso...

Es que me cuesta mucho criticar a Laso porque creo que va por el camino adecuado para construir una identidad para su equipo acorde con su vocación: dar espectáculo.

En su debe toda esta temporada: rotaciones fijas, pase lo que pase (casi). Ayer concretamente, el cambio 1er-2o cuarto (que es para mi la clave de todo) salió lamentable y no supo reaccionar a tiempo.

Tras el estelar primer cuarto, los griegos lo tuvieron claro: presión brutal sobre líneas de pase (por eso tanto bote, los tres bases tuvieron el mismo problema) y leña de la buena a penetradores.

En esas circunstancias, con la relajación del colchón, ninguno en el Madrid no supo cambiar de marcha. Era el momento de la gente con carácter, pero los que movían la bola se 'perdieron' en batallas estériles.

Es fácil a toro pasado, pero creo que, si el Madrid corta el asomo de reacción en el minuto 3 del 2o cuarto igualando la apuesta física (Llull, Rudy, Suárez, Felipe, Slaguhter) la final es blanca.

Los dejaron crecerse y luego, la historia mil vecezs vista.

13 de mayo de 2013, 10:25  
Blogger Peter Mihm said...

Se puede hablar de muchas cosas. El Madrid salió enchufadísimo y los griegos demostraron que son muy duros de pelar.

Con un tanteo tan adverso no se descompusieron y siguieron apostando por su baloncesto duro, muchas veces por encima del límite, y siempre desquiciante para el rival.

Además, lo que hizo Spanoulis en la segunda mitad es de superhéroe. Los triples que metió y los momentos que eligió acaban con cualquiera.

En el Madrid está claro que hubo quienes no tuvieron su día, los que tuvieron malos momentos, los que dieron la cara y los que no. Pero eso pasa en todas las finales.

Llull jugó el primer cuarto a gran nivel. La salida de El Chacho coincidió con el mejor momento del rival, sin embargo luego hubo grandes momentos del canario. Cosas que pasan.

Llull se acelera con frecuencia y es ahí donde Laso debería gestionar su rendimiento. No es fácil.

Pero lo que me pareció más cuestionable fue el flojísimo rendimiento de Carroll, el más que discreto partido de Mirotic y las payasadas finales de Rudy.

Rodolfo tuvo momento muy buenos, pero cuando cae en la sobreactuación, la protesta y el mamoneo perjudica al equipo y a sí mismo. Parece que no termina de verlo.

13 de mayo de 2013, 10:27  
Blogger Bakshish Menfadlak said...

Mención aparte para el último cuarto. Visiones 'Barthianas' aparte, los blancos no supieron defender ni los bloqueos por arriba y las ayudas hicieron aguas con la 'zona Slaughter' (que es una buena idea en sí).

si te meten 39 puntos en un cuarto, es que tu defensa no ha sido buena.

13 de mayo de 2013, 10:28  
Blogger Bakshish Menfadlak said...

totalmente de acuerdo con Peter. Por cierto, si os interesa, el video que ha colgado Piti Hurtado es cojonudo para apreciar detalles que marcaron la diferencia en el plano puramente técnico.

El tío es un máquina. No entiendo como no lo han contratado aún en un equipo.

13 de mayo de 2013, 10:45  
Blogger Peter Mihm said...

Sin querer entrar en esas míticas "visiones Barthianas" lo cierto es que hubo dos cuartos (en mi opinión segundo y tercero) en los que los árbitros permitieron de más a los griegos y castigaron también de más a los blancos.

Pero el basket está por encima de eso. Si ese es el escenario hay que sobreponerse a él y punto.

Está claro que los 39 puntos del último cuarto son una sobrada, no hablan bien de la defensa de los de Laso y sí del acierto de los griegos. Son cosas demasiado evidentes.

Pero me gusta que el equipo no haya mirado para ese lado. Para ahí han mirado esos contertulios penosos que ayer hablablan de lo mal que había estado 'Joe Carroll', por ejemplo... Sin palabras. A mí es que hasta me da la risa...

13 de mayo de 2013, 10:46  
Blogger Bakshish Menfadlak said...

Uno de los motivos para mantener la confianza en el equipo técnico es que sus mensajes son los adecuados en momentos de adversidad: aprender.

(Joe Carroll, si es que tié que haber de tó).

13 de mayo de 2013, 10:49  
Blogger T-Mac#1 said...

Ya no solo son los 39 puntos del último cuarto, la cosa viene desde el 2º, porque Olympiacos acaba el primer cuarto con 10 tristes puntos y luego mete 90 en tres cuartos.
Eso es inadmisible en una final de Euroliga.

El juego que propone Laso está muy bien, se disfruta mucho viendo a este Madrid, pero quizá no sea lo mejor para partidos claves como este, en los que un equipo con perros viejos como los griegos te pasan por encima.
Aún así, este Madrid es muy joven y todavía le quedan muchas oportunidades de hacer algo grande en Europa.

13 de mayo de 2013, 10:57  
Blogger Bakshish Menfadlak said...

tienes razón T-Mac, el partido estaba para matarlo en el segundo cuarto y sestear después (como en Saitama). Luego, cuesta abajo para Olympiakos.

Tal vez, Spanoulis aprendió algo en Japón - y Llull, Chacho, no.

13 de mayo de 2013, 11:02  
Blogger Peter Mihm said...

Llull no estuvo en Japón, pero El Chacho sí, y fue clave.

Yo creo que las finales hay que aprender a jugarlas. El Madrid tiene una base bastante joven y con un par de retoques (bueno, dos o tres) puede seguir mejorando.

Pero están en una buena línea. Nos olvidamos muy rápido de la travesía del desierto europea que lleva el club... Ahora, han vuelto a estar entre los mejores y todos sabemos lo complicado que es eso.

13 de mayo de 2013, 11:28  
Blogger Bakshish Menfadlak said...

Lo pensé mientras lo escribía. el Cacho estuvo, pero la final sólo la jugó cuando estaba resuelta ya. Para enfrentarse a la exigencia física, Pepu se encomendó a Calde/Cabezas (con buen criterio a fe mía).

13 de mayo de 2013, 11:37  
Blogger Peter Mihm said...

Sí, pero sin el partidito de El Chacho ante Argentina...

13 de mayo de 2013, 11:39  
Blogger stockton said...

Lo define muy bien Bakshish, al madrid le faltó dureza mental básicamente, en cuanto dejaron de entrarle los tiros perdió mucha confianza. Tenían enfrente a un equipo durísimo mentalmente al que se menosprecia constantemente pese haber demostrado muchas cosas. Spanoulis es una puta leyenda, su dominio del partido fue memorable a partir de la segunda parte.Se rehizo como si nada y machacó al Madrid. Del Madrid ni culpo, ni salvo a nadie.Todos tuvieron su parte de culpa aunque algunos tengan más que demostrar. A mi Rudy, cada día que pasa me desespera más con su forma de comportarse, es un payaso de feria que sólo se siente cómodo en pista haciendo gestitos, igual que Navarro. Que pena que con tanta calidad tengan que perderse en estas tonterías.
Como se tomen en serio en Europa el tema del flopping, Rudy y Navarro jugarán 5 minutos por partido.

13 de mayo de 2013, 12:12  
Blogger Bakshish Menfadlak said...

Eso es cierto. Sergio tiene algo especial a la hora de resolver laberintos.

Es bien sabido que, con su paso por la NBA, yo había perdido la esperanza en que confirmase aquellos minutos contra Argentina.

Ahora no lo descarto. ha crecido y madurado mucho en los últimos dos años y es posible que llegue a lo que puede ser (que es mucho).

13 de mayo de 2013, 12:13  
Blogger Peter Mihm said...

Las batallitas de Rudy le pierden. Mira que es buen jugador, pero cuando empieza con los gestos, a llevarse las manos a la cara, a protestar a los árbitros se desquicia y desconcentra a sus propios compañeros.

Las batallas arbitrales, generalmente, se pagan caras.

13 de mayo de 2013, 12:26  
Blogger Bakshish Menfadlak said...

Gran verdad Peter. Enmis tiempos de jugador 'viejuno y paquetón' siempre les decía a mis compañeros: "cuanto más le protestes al árbitro, peor lo vas a llevar con él, aunque sea sin mala fe".

13 de mayo de 2013, 12:30  
Blogger Pantoja de Puerto Rico said...

Spanoulis, como dije en el otro post, ha ascendido definitivamente al Olimpo de los dioses...pero ojo,la plantilla del Madrid es inmensamente mejor que la de Olympiakos.

13 de mayo de 2013, 13:01  
Blogger Peter Mihm said...

Yo también creo que el Madrid tiene mejor plantilla, pero ya sabemos que eso no es garantía de nada.

No lo hemos dicho ninguno, pero no es fácil de entender por qué Begic no volvió al partido tras hacerlo muy bien en defensa...

Y lo de los árbitros ya sabemos lo que es. Lo primero es que si te pierdes en esas disputas no das lo mejor. Lo segundo es que no hay que encabroñar al árbitro. Y es que si uno no sabe 'manejar' a los árbitros lo mejor que puede hacer es dedicarse a jugar.

13 de mayo de 2013, 13:08  
Blogger michelle said...

Que alguien del madrid se agarre a la excusa arbitral es sencillamente vergonzoso y patético enel peor sentido de este último termino.
Como demonios uno se va a tomar en serio este foro a nivel de debate si solamente un forero se refiere a LASO al análizar el partido?????? ayer es also el que tira la final; no exclusivamente por un día, sino por NO TRABAJAR en absoluto la defensa ni antes ni durante el txoke... pero aparte de ese defecto ya conocido por los que Si hemos txupado horas de entrenamiento de esta lumbrera, la dirección de partido fue lisa y llanamente detestable. Pasarse casi 5 minutos sin pedir TO en el segundo cuarto, cuando un niño de teta veía que se le iba la final, con cara de zombie, no es de recibo para un tipo, que KOÑO, fue BASE de joven!!!!!!
De la rotación mejor no hablar. Dos temporadas más asi y MIROTIC desaparecerá como promesa de este deporte. Ayer, como le pasó en la copa volvió a ser un desastre, pero la culpa no fue suya, la rotación lo enterró vivo.....
Lo dicho, el día más feliz de la temporaday las risas más agradecidas!!!!

13 de mayo de 2013, 21:09  

Publicar un comentario

<< Home


Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España.