2.4.07

Ohio St vs. Florida, duelo de titanes


Este año, Buckeyes (35-3) y Gators (34-5) se vieron las caras en diciembre. Oden no brilló y el mejor del partido fue Taurean Green con 24 puntos. Florida ganó por un contundente 86-60, pero desde entonces han pasado muchas cosas. Los Buckeyes sólo han perdido un partido más y su juego ha subido muchos enteros; aunque algo similar sucede con los hombres de Billy Donovan, cuyo rendimiento ha ido mejorando de manera paulatina hasta alcanzar el nivelazo exhibido en el torneo final. Pero esto es una final; el pasado ahí está pero hoy no juega.

Repasamos los equipos. En Ohio State brilla la figura poderosa de Greg Oden, un pívot de los de antes, que si evita los problemas de faltas domina el juego e impone su físico en defensa de manera increíble. La sorpresa del año es Mike Conley Jr., un base capaz de anotar y de cambiar el ritmo del partido; sus apariciones en momentos difíciles han llevado a los de Thad Matta a la final. Ron Lewis es otro que da la cara en la hora de la verdad; su aportación desde el exterior es clave. Jamar Butler e Ivan Harris también aportan lo suyo, pero no son las primeras opciones.

En los Gators, todos anotan en dobles cifras en el quinteto de salida. Taurean Green es quien más ve aro. Corey Brewer es alto y muy completo; un alero que suma en todos los apartados. Lee Humphrey es un tirador puro; su puntería siempre hace daño. Y dentro de la zona Joakim Noah y Al Horford. El hijo del mítico ex tenista es un jugador grande capaz de todo: anota si hace falta, rebotea e intimida siempre, pasa el balón y ejerce de unión entre todos los jugadores. Por último, el hijo de Tito Horford es una roca que rebotea sin descanso, defiende como un león y anota a la más mínima oportunidad.

Mi pronóstico es favorable a Florida. Vienen de ganar un título el año anterior y repiten quinteto; algo poco habitual en la NCAA. Además, Donovan sabe motivar a los suyos como nadie y muy bien tendrán que estar los Oden y compañía para superar a esta máquina casi perfecta. Sin embargo, en la cancha habrá diez corazones latiendo al mismo tiempo, diez atletas jóvenes con la ilusión por bandera, diez cracks en ciernes que saben que de este partido pueden depender sus carreras. Y todo un país sentado ante los televisores a las 9:21 PM para ver quién se lleva la gloria.

Canal+ Deportes:
Madrugada del lunes al martes, 03.00h.

6 Comments:

Blogger true wolf said...

Y yo también estaré despierto!!

No veo una final entera desde la que ganaron los Blue Devils (Battier, Jay Williams, Boozer, Dunleavy...). Espero que el partido tenga emoción hasta el final, y a ver si es Oden quién cierra su año universitario a lo grande o Florida consigue un back-to-back histórico. Yo apuesto también por los Gators, aunque ninguno me mole mucho y prefiera que gane Oden...

2 de abril de 2007, 22:42  
Blogger avenida said...

Bueno, ¿qué impresiones lleváis?. Como me gusta Florida, Brewer es genial. No solo defiende, sino que anota con una facilidad bestial. Oden está dejando grandes destellos, pero cuando los Gators se ponen a jugar...poco se puede hacer.

GO FLORIDA

3 de abril de 2007, 4:00  
Blogger Peter Mihm said...

Pues sí. Se confirmó: victoria de los Gators. Pedazo cracks!!

3 de abril de 2007, 9:03  
Blogger Juanejo said...

yo segun llegue a casa, me lo veo. FInalmente me pliego ante vosotros: Gano FLorida.

3 de abril de 2007, 9:12  
Blogger Peter Mihm said...

Mucho tomate el quinteto de Florida, demasiado...

3 de abril de 2007, 10:20  
Blogger Juanejo said...

ya te digo, estoy deseando llegar a casa y ver la final, pero en semis es que dieron una sensacion de superioridad total. Pensaba yo que se relajarian y acomodarian tras el año pasado, pero son los campeones licitos, un back to back no se consigue todos los años. Grandes los Gators. Los que apostasteis por ellos, colgaros un medallon, jugones!

3 de abril de 2007, 10:28  

Publicar un comentario

<< Home


Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España.